Estilo ecléctico. Claves

El estilo ecléctico es para aquellos que no les gusta seguir reglas y quieren dar rienda suelta a su creatividad. Y está de moda. Cada vez más diseñadores de interiores se inspiran en este estilo que combina distintos elementos de varias épocas, que parece no seguir ningún patrón preestablecido pero que te brinda un sinfín de posibilidades. 

Aunque eso sí, si no tienes en cuenta una serie de pautas puede ser un problema. Por eso, desde Muebles Desing, queremos darte unas claves para que puedas implementar el estilo ecléctico en tu casa ya que aunque no haya reglas…¡no todo vale!

Escoge un estilo predominante

Aunque el estilo ecléctico se trata de combinar distintos estilos, para que el resultado sea espectacular debes elegir un estilo como base sobre el que construir el tuyo propio. Una vez que tengas tu estilo dominante, solo tienes que incluir detalles de otros estilos. ¡Sin miedo!

Por ejemplo, si te apasiona el estilo nórdico puedes elegirlo como base. ya solo queda apoyarte en otros, añadiendo elementos del industrial, boho… ¡Quedará genial!

Atrévete a mezclar

No le temas a combinar diferentes elementos y texturas. Te sorprenderá lo bien que combinan elementos que, en un principio, no pensabas que se iban a fusionar tan bien. ¿Quién dijo que no quedaban bien las persianas de ratán con una lámpara de pie industrial? ¿Sillas metálicas con alfombras étnicas? ¡Atrévete!

No recargues

Uno de los principales inconvenientes del estilo ecléctico es que a veces pecamos de sobrecargar los espacios con elementos innecesarios. Y al final, lo que tenemos es un caos que hace daño a la vista. Los estilos secundarios deben estar presentes a modo de complemento, no en la misma medida que el que hayamos elegido como protagonista.

Usa un fondo neutro siempre

Este estilo se caracteriza por sus contrastes. Por esta razón te aconsejamos que tanto paredes como techo estén en un tono neutro. Blanco, crema, beige o incluso gris claro son los ideales. De esta forma podrás colocar cualquier elemento sin que se vea saturado.

Juega con las épocas

Un truco que puede servirte es que agrupes las distintas épocas de decoración por zonas. Puedes utilizar sillas de una determinada época, un rincón que esté decorado de otra, el comedor de otra etc. Si crees que no tienes suficientes elementos como para dividirlos por zonas ¡no te preocupes! ya te hemos dicho que no debes tener miedo a mezclar e innovar.

El conjunto de la casa debe ir en la misma línea

Si no quieres que tu casa parezca un parque temático debes intentar que su conjunto guarde coherencia. No estamos diciendo que cada instancia esté decorada exactamente igual, pero sí que al menos los espacios comunes resulten similares.

Tipos de decoración ecléctica

Ya sabes las claves más importantes. Ahora queremos mostrarte distintos puntos de partida, que pueden servirte si no sabes por dónde comenzar.

  • Estilo ecléctico vintage: Este estilo se trata de utilizar el vintage como base y combinarlo con elementos modernos o de otras zonas del mundo.
  • Estilo ecléctico nórdico: La base será del estilo nórdico. Ya lo sabes, bastante madera en tonos claros, tonos neutros en las paredes y siéntete libre de añadir detalles de estos estilos como por ejemplo, el industrial.
  • Estilo ecléctico retro: ¿Te gustan los años 70,80 o 90? Mezcla colores, usa elementos retro como recreativas, láminas de Warhol y estampados llamativos.
  • Estilo ecléctico industrial: No podía faltar uno de los estilos más usados por los diseñadores de interiores. Elementos de metal como sillas y lámparas, grandes ventanales, ladrillos vistos. ¡Ya lo sabes!

Como ves, los límites los pones tú. Esperamos que te hayan servido estas claves. ¡Ya no tienes excusa para experimentar con el estilo ecléctico!